POSICIONAMIENTO SEO EN LA COSMÉTICA NATURAL

Cada vez son más las tiendas online que salen a internet y la mayoría de ellas cerrarán durante su primer año de vida, pues la mayoría piensan que vender en internet es montar su web y ya está.

La competencia en el mundo online cada vez es más fuerte y hay sectores que están totalmente copados y en los que hacerse un hueco es muy complicado.

Uno de estos sectores es el de la cosmética, productos de peluquería, belleza y estética. Pero gracias a una empresa de posicionamiento web como DOC Marketing hemos conseguido crecer en nuestro posicionamiento y en nuestras ventas durante este último año. El SEO está claro que sirve para estar en las primeras posiciones de un buscador como Google y vender mucho más que tu competencia.

La realidad es que el posicionamiento en buscadores para palabras clave de alta competencia con un elevado número de búsqueda es la lucha diaria de todas las ecommerces existentes, y la clave del triunfo está en estar entre las 3 primeras posiciones o lo que se denomina posicionamiento efectivo. Entre estas tres primeras posiciones aglutinan más del 60% del tráfico existente en la red y por lo tanto más del 60% de las ventas para un término de búsqueda de alta competencia.

Como se puede entender estar entre las tres primeras posiciones te garantiza un trozo grande del pastel.

Hoy en día con los cambios que ha realizado Google con el tema de los anuncios, ahora hay cuatro en la zona superior de la pantalla, el posicionamiento efectivo queda prácticamente reducido a la primera posición.

Otra de las grandes estrategias es la combinación de las redes sociales y SEO. Las redes sociales son grandes generadoras de tráfico y sobre todo sirven para dar a conocer una marca y sus productos. En Cosmética Natural Isul es nuestro caballo de batalla y durante este año intentaremos solucionar para crear más branding alrededor de nuestra marca.

 

cosmetica bioEL GRAN SECRETO DE LA COSMÉTICA BIO ISUL

Como el fiel lector pudo comprobar en el anterior post , en el que nos adentramos en los tecnicismos de lo que se considera “científicamente natural”, la cosmética bio o ECO, o Ecológica, es aquella en la que el 95 por ciento de los ingredientes son de origen natural y en la que al menos el 10 por ciento debe haber sido recolectado a través de procesos agrícolas ecológicos y sostenibles. En el caso de los productos que ISUL elabora y comercializase respetan, con un generoso  margen de diferencia, ambas directrices dictadas por la organización EcoCert.

Sin lugar a dudas, el valor más importante de nuestros productos reside en la calidad de su materia prima, el Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico. Siendo conscientes de ello, ISUL se comprometió no solo a elaborar unos cosméticos ECO, sino a mantener el compromiso ecológico en todo el proceso de cultivo, recolección y tratamiento de ese oro líquido.

Este espacio Blog que pone en marcha ISUL tiene la principal labor de acercar al consumidor toda la información necesaria de los productos, así como trucos, hábitos y sugerencias que puedan ayudar a mejorar la salud de nuestro cabello y piel gracias a la cosmética natural. En esesentido, hoy nos proponemos poner el acento en el proceso por el que pasa ése Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico que tanta calidad proporciona a los cosméticos ISUL. ¡Vamos a ello!

CULTIVO ECOLÓGICO

Desde el principio del proceso, nuestra mente entra en estado  “ECOLÓGICO ON”. El laboreo del olivo se realiza mediante métodos de agricultura ecológica, durante el cual no hacemos uso de fertilizantes químicos, ni herbicidas o insecticidas. En definitiva, ningún producto que contamine el Medio Ambiente.

RECOLECCIÓN TEMPRANA

Con el simple gesto de adelantar la recogida de la oliva, reducimos el rendimiento graso del fruto. Así, conseguimos una cata más verde y fresca. Para evitar que el aceite pierda calidad, somos muy rápidos en llevar el producto desde el olivo a la almazara. Molemos la aceituna a medida que la vamos recolectando.

CENTRIFUGACIÓN HORIZONTAL

Este apartado, aunque tiene un nombre muy técnico, significa que hemos acortado procesos para separar los compuestos solidos del aceite que contiene la oliva, consiguiendo un aceite de oliva más limpio en menos procesos.

El Batido y la Centrifugación se realizan en dos fases, con lo que conseguimos desechar el vertido de alpechín, un contaminante de grave impacto medioambiental.  

ALMACENAMIENTO Y LIMPIEZA

El Aceite ISUL se mantiene dentro de depósitos de acero inoxidable a una temperatura constante, sin luz ni aire. Y las impurezas acumuladas en el fondo son eliminadas de manera periódica.

SINFILTROS

Como si de una foto en Instagram se tratara, el Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico de ISUL no pasa por ningún filtro, manteniendo así intactos sus vitaminas y antioxidantes beneficiosos en su consumo.

GARANTÍA DE CALIDAD

Solamente cuando se recibe el pedido, envasamos el Aceite de Oliva. El objetivo es que transcurra el menor tiempo posible desde su óptimo almacenamiento hasta su consumo.

Y éste es el gran secreto de los cosméticos ISUL, su materia prima. Con un Aceite de Oliva elaborado en estas condiciones de respeto al Medio Ambiente, la etiqueta “ECO” de los productos ISUL está completamente garantizada. Desde aquí os animamos, fieles o menos fieles lectores, a que deis el paso definitivo hacia una cosmética responsable, segura y eficaz.

Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad. Un momento, esto no iba aquí, ¿no?

1

¿Qué es la cosmética natural ecológica?”

Seguro que si has llegado hasta este post es porque te interesa la cosmética natural, bio o ecológica. Incluso puede que hasta seas un asiduo consumidor de diferentes marcas que llevan en las etiquetas de sus productos varios sellos con el prefijo Bio- o Eco-. Lo vemos, lo escuchamos por todas partes, pero… ¿sabemos realmente qué es la cosmética natural ecológica?

Técnicamente, se define a la cosmética natural ecológica como aquella cuyos productos contienen un bajo índice de materias sintéticas en su composición. O lo que es lo mismo, que la amplia mayoría de sus ingredientes son de origen natural.

Según EcoCert, organismo que se encarga de garantizar este tipo de asuntos, estima que para que un producto pueda entrar dentro de la categoría de “natural ecológico” tiene que cumplir dos factores:

- Al menos el 95% de los ingredientes deben proceder de la naturaleza. Siendo el máximo permitido de materiales químicos o de síntesis del 5% restante.

- Como mínimo, el 10% de los ingredientes que contiene el producto que llega al consumidor ha de haber sido extraído a través de procesos agrícolas ecológicos.

Bajo estas condiciones, los productos de ISUL sí entran dentro de lo que EcoCert cosmetica natural ecologicaconsidera la cosmética natural ecológica, puesto que nuestro principal ingrediente es el Aceite de Oliva Virgen Extra en un porcentaje superior al 95%. Y los mecanismos de cultivo y proceso del aceite son totalmente ecológicos, algo de lo que se encarga nuestra propia.

Almazara Ecológica ISUL.

Como el fiel lector recordará (y si no es muy fiel a nuestro blog, le dejamos el enlace por aquí sin rencores), desde ISUL consideramos que el consumo de parabenos y siliconas, tan presentes en los productos cosméticos genéricos, repercute de manera negativa en la salud de nuestra piel y cabello. ISUL destaca por ser una firma que apuesta por las cremas sin parabenos.

¿Cuál es el principal ingrediente de los productos ISUL?

A nosotros nos resulta muy difícil no terminar una frase en la que aparecen las palabras mágicas “Productos ISUL”, sin acompañarlas de lo siguiente:

elaborados a base de Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico”. Lo decimos todo junto, de carrerilla. Y cuando lo hacemos de manera escrita, tampoco se nos olvida remarcar la primera letra de cada palabra con una mayúscula. ¿Por qué? Porque estamos orgullosos de nuestras creaciones, porque son naturales, originales y respetuosas con la dermis, el cabello y el medio ambiente. Nuestro principal activo es el Aceite de Oliva Virgen Extra (sí, de nuevo en mayúsculas, ¡no lo podemos evitar!) que nosotros mismos cultivamos y procesamos. Conocemos cada gota del aceite que elaboramos, y se nos llena la boca al contar tres de sus virtudes:

- Tiene una extraordinaria analítica físico-química, equiparable a los parámetros que el presenta el aceite cuando se encuentra en el interior del fruto de la aceituna.

- Nos avalan los premios y galardones con los que cada año nos honran a nivel nacional e internacional, donde los miembros del jurado hablan de una “exquisita cata”.

- Su certificación ecológica garantiza la ausencia total de residuos nocivos para la salud.

Y es que somos conscientes de que tan solo con el mejor zumo de oliva se pueden hacer los mejores cosméticos, los productos de ISUL, elaborados a base de Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico (¿Veis? ¡Es imposible parar!).

Cosmética artesanal: ¿Cómo hacer jabón de manera artesanal?

En la actualidad, la mayor parte de los jabones que usamos en nuestro cuidado diario contienen parabenos, siliconas y un alto contenido de sulfatos que, lejos de beneficiarnos, dañan las capas internas de nuestra dermis.

Para elaborar tu propio cosmetica-artesanal no hace falta ser un Walter White (referencias a los amantes de la serie Breaking Bad) de la cosmética. Los jabones naturales proporcionan una mayor hidratación y nutrición gracias a los aceites esenciales que contienen, así como el beneficio de sus vitaminas antioxidantes. Ya no hay motivo para no disfrutar de ellos, porque… ¿a quién no le gusta tener una piel suave y elástica?.

Con la intención de evitar estos ingredientes químicos, desde ISUL queremos aportar nuestro granito de arena enseñándoos a elaborar vuestros propios jabones artesanales a base de aceite de oliva. Y así, de paso, reutilizamos ese aceite de oliva que acumulamos en casa a la espera de ser trasladado a un contenedor. ¡Os prometemos que es facilísimo! ¿Comenzamos?

¿Qué necesitamos para hacer jabón casero?

- 1 litro de Agua
- 150 gramos de Sosa Cáustica
- 1 litro de Aceite de Oliva Virgen usado y filtrado
- Esencias de lavanda, azahar, naranja o cualquier otro aroma que os
agrade.
- Un par de guantes de goma (la piel no debe estar en contacto con la
Sosa)
- Un recipiente de plástico (o palangana). Nunca de metal, ya que la sosa
cáustica es corrosiva.
- Una cuchara de madera
- 12 moldes de silicona
- Una habitación con buena ventilación .

¿Cómo elaborar jabón casero? Paso a paso:

1. Calentar el agua y el aceite por separado.
2. Cuando el agua esté caliente, verterla en la palangana, ponerse los guantes y agregar la sosa cáustica. Siempre habrá que hacer este proceso en este orden, ¡nunca se debe echar la sosa primero!
3. Remover hasta que la sosa se disuelva en el agua. Es importante remover siempre hacia el mismo sentido para que no se corte. De la palangana emanarán unos gases que es preferible que dejemos salir por la ventana.

4. Una vez que la sosa esté disuelta en el agua, se va añadiendo el aceite de oliva poco a poco.
5. El siguiente paso es añadir los aceites esenciales que se deseen. Os recomendamos la esencia de limón para conseguir un aroma tan fresquito y cítrico… ¡como los productos de ISUL!
6. Seguir removiendo hasta que el compuesto cuaje y cambie la textura, lo que en tiempo se traduce a un intervalo de entre 40 y 60 minutos. ¡Esta actividad es realmente buena para relajarse y desconectar del estrés!
7. Cuando se presente una mezcla homogénea, verter el líquido en los moldes de silicona con cuidado y paciencia ¡y sin quitarse los guantes!
8. Dejar reposar durante 24/48 horas antes de desmoldar. Pasado el tiempo comprobar la dureza del jabón, desmoldar y guardar en un lugar fresco y seco durante un mes antes de su uso. Es importante aguardar durante este tiempo para que a la sosa le dé tiempo de perder sus propiedades tóxicas.
9. Pasados los treinta días saca tu jabón casero ecológico y ¡a disfrutar de todos sus beneficios!

El resultado será un jabón muy suave, cremoso y realmente eficaz. Además de ser un proceso barato ¡y ecológico!. Como veis, aunque se trata de una elaboración lenta, es bastante sencilla, pero sobre todo muy recomendable para practicar la sostenibilidad del planeta y evitar la contaminación de las aguas. ¡Elaborar tu propio jabón casero a base de aceite de oliva virgen solo tiene ventajas!

ISUL COMO MARCA DE ALTA COSMÉTICA NATURAL

Es bastante común que una firma de cosmética, sea del tipo que sea, se autodefina como una marca de alta calidad. Ésta es una etiqueta que se usa con bastante alegría y ligereza y a la que, al parecer, no es obligatorio adjuntar las razones de porqué el producto que tenemos delante pertenece a esta rama de la “alta cosmética”.  Hay quienes confunden la alta cosmética con la alta gama. Y es importante diferenciar que la alta gama no es más que aquella cosmética cuyoalta cosmética natural

precio, siempre más elevado de lo normal, sirve como rasgo diferenciador. Lo que pone de manifiesto que ese producto está enfocado a un tipo de público con un nivel adquisitivo medioalto/alto.

En realidad, el concepto de “alta cosmética natural” usado de manera responsable y veraz viene a certificar la calidad superior de los productos de la firma en cuestión.

Para que nos entendamos, no es lo mismo un Ferrari que un Dacia. No es lo mismo tomarse una Sheriton con tónica que un Gin&Tonic Premium, ¿no? Pues en la cosmética pasa igual.  Sería interesante explicar qué hace que una crema o un champú se sitúen en el adorado escalafón de la “alta cosmética natural”, y para ello nos valdremos de los cosméticos naturales ISUL, elaborados a base de Aceite de Oliva Virgen Extra ecológico.

¿Por qué los productos de ISUL son alta cosmética natural?

Los productos de ISUL no contienen parabenos, ni siliconas, ni otros productos sintéticos, en contraposición a la mayoría de cosméticos que encontramos en el mercado que sí los llevan. En su lugar, los protagonistas de nuestras recetas son el aceite de oliva virgen extra ecológico y sus derivados, como el extracto de la hoja de olivo y sus emulsionantes. Incluso los conservantes que utilizamos para garantizar el buen estado de los productos en el tiempo son específicos para la cosmética natural.

Ingredientes obtenidos de manera ecológica y sostenible con la naturaleza.

En ISUL no solo nos encargamos del cultivo del Olivo y de la elaboración de los productos cosméticos, sino que también somos nuestros propios productores de Aceite de Oliva, dado que no encontrábamos ninguna almazara que respetara nuestros criterios ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Así, podemos continuar con nuestra labor sostenible de recolección y producción de Aceite de Oliva Virgen Extra con total seguridad. Por supuesto, nuestros productos cuentan con certificados que garantizan su carácter ecológico.

Proyecto innovador.

El proyecto que llevamos a cabo en ISUL es original y creativo. Somos una empresa que trabaja exclusivamente con productos cuyo principal y único ingrediente es el Aceite de Oliva Virgen Extra y sus derivados naturales. No trabajamos con otros productos ni tenemos líneas secundarias. A priori puede ser arriesgado. De hecho, lo es. Pero en ISUL estamos totalmente confiados en la alta calidad de nuestro Aceite de Oliva, uno de los mejores del mercado. Con semejante materia prima, ¿qué se puede esperar de nuestros productos cosméticos?

Confiables 100%.

Además, con nuestros productos, que se adecúan a diferentes necesidades (cuidado capilar, facial, corporal), abrimos la imaginación a nuevos usos en los que podemos seguir beneficiándonos del ‘oro líquido’. El Aceite de Oliva ya no es solo para cocinar, y en ISUL te animamos a que lo compruebes.

Proceso 100% español.

Como lo de casa, no hay nada. En ISUL somos altamente conscientes de esta máxima, nuestro leitmotiv. Tanto el cultivo, como el almacenamiento, el proceso de elaboración, los laboratorios y la distribución se realizan dentro de las fronteras nacionales. Por ello, nuestra calidad no se ve obstaculizada por largas horas de empaquetamiento en medios de transporte donde las temperaturas pueden modificar el estado de los cosméticos, por ejemplo. En ISUL decimos con orgullo que somos MARCA ESPAÑA. Pero de la buena, ¿eh? .

Servicio de atención al cliente profesional y personalizado.

En ISUL estamos a disposición del cliente a través de nuestras redes sociales y sitio web. Siempre preparados para ayudar y asesorar al usuario con nuestra mejor sonrisa virtual y la mejor profesionalidad. No dudes en contactar con nosotros si tienes cualquier pregunta sobre nuestros productos. ¡Sea cual sea!  ISUL, además, es el claro ejemplo de que la alta cosmética no tiene porqué ser cara.

Ingredientes ecológicos y sostenibles, un proyecto innovador, productos que
funcionan a buenos precios, tratamiento profesional y asesoramiento personalizado son las claves que convierten a ISUL en una marca de alta cosmética natural.

¡Pruébala, que el algodón no engaña!

cosmética orgánicaCOSMÉTICA ORGÁNICA COMO BASE DE LA SALUD

La cosmética orgánica se conduce por una línea responsable con el medio ambiente. Es decir, se caracteriza por el uso de productos que no han estado en contacto con sustancias químicas, ni siquiera, desde su origen. La materia prima utilizada en la cosmética orgánica procede de vegetales, como los olivos; o procesos en los que hayan participado animales, como la miel, y que hayan sido criados o cultivados sin ninguna sustancia sintética procedente de laboratorios.

Los humanos estamos destruyendo el mundo y seguimos sin tener conciencia colectiva de que debemos cambiar nuestros hábitos y costumbres por el bien de todos. Deforestaciones, contaminaciones medioambientales, aguas infectadas incluso por las tintas que liberan las prendas de ropa que compramos en grandes multinacionales…Debemos decir basta y apostar por un consumo diferente y responsable.

Y como por algún sitio hay que empezar, uno de los primeros pasos que debemos tomar hacia ese camino es el de cambiar nuestros productos cosméticos. ¿De qué otra cosa podríamos hablar aquí?

En concreto, la cosmética orgánica debe certificar que los ingredientes que conforman sus productos se han procesado siguiendo normas agrícolas bajo control y que al menos el 95 por ciento de sus componentes son de origen natural. Todo ello favorece crear soluciones naturales para nuestra piel y cabello y evitar así los efectos secundarios.

Precisamente, lo que más problemas pueden darle a una empresa de cosméticos orgánicos es encontrar a productores que mantengan la pureza de los ingredientes. Ese es un problema que no tenemos en ISUL, puesto que nuestros ingredientes proceden directamente de nuestra propia almazara.

De todos los ingredientes naturales que conforman esta gran baraja de la cosmética orgánica, destaca el Aceite de Oliva Virgen Extra. Y las que mejor lo saben son nuestras abuelas, bisabuelas, tatarabuelas, y así hasta el infinito. Y, ¿hay algo más sabio que una abuela? Las abuelas son las grandes Catedráticas de la vida, fuentes inagotables del saber y, entre otras cosas, de los remedios caseros. Y, sobre todo, del uso del aceite de oliva.

España es y ha sido uno de los principales motores de producción del “oro líquido”, por ello no es extraño que haya cientos de usos posibles en los que el aceite de oliva virgen extra es el protagonista y hacedor de milagros oficial de nuestro país.

Desde acelerar la cicatrización de las heridas, a calmar una piel sensible por quemaduras o nutrir a las pieles deshidratadas, combatiendo así la aparición de arrugas, imperfecciones y –incluso- acné. Y es que, a pesar de que tenemos un concepto erróneo sobre el uso de productos elaborados a base aceite de oliva en pieles grasas con tendencia acnéica, debemos tener en cuenta que dejar de usar productos hidratantes no es la solución. Existen más pieles grasas/acnéicas deshidratadas de lo que nos creemos. Una piel grasa con falta de hidratación actuará produciendo una mayor cantidad de sebo de manera natural para apaciguar esa falta de nutrición, lo que puede desembocar en una alta probabilidad de aparición de antiestéticos granos y dolorosos comedones.

Debemos contribuir con pequeños gestos sobre nuestra responsabilidad medioambiental. Se está produciendo un cambio hacia lo natural. Y la tierra, nuestros predecesores, nuestra salud y hasta nuestro bolsillo nos lo agradecerán. ¡Ni una sola piel grasa deshidratada más!

¿Qué es la cosmética natural?: Beneficios para la salud.

Que la apuesta por la cosmética naturalcosmética natural es cada vez mayor es ya una realidad. Todos conocemos nuevas marcas, nuevos productos, usos y propiedades de este tipo de cosméticos. Este éxito solo puede explicarse con los múltiples beneficios que aportan su uso y consumo. Estamos ante una nueva forma de vida. Pero, realmente sabemos:

¿ qué es la cosmética natural?

La cosmética natural es aquella que está elaborada con ingredientes procedentes de vegetales u otros extractos de la naturaleza. Los cosméticos naturales no contienen derivados del petróleo, ni conservantes (parabenos), ni parafinas, ni siliconas, como tampoco perfumes sintéticos.

Y ahora nos preguntamos: ¿cuáles son los beneficios para la salud de la cosmética natural?

Los productos naturales son menos agresivos con la piel. Al contener ingredientes que se extraen de la propia naturaleza, los cosméticos naturales contienen unas estructuras similares a las de nuestra piel. Así, se convierte éste en el mayor punto a favor de la cosmética natural, que contiene sustancias afines a la composición bioquímica de nuestro manto lípido.

Los productos naturales no provocan alergias.
Al estar elaborados con sustancias vegetales que están en consonancia con la estructura lipídica de los humanos, es muy difícil que se provoque cualquier tipo de reacción nociva, algo que es bastante común en productos que contienen ingredientes sintéticos. Al ser delicados con la piel, la cosmética natural es la más recomendable para pieles sensibles y atópicas, que necesitan de cuidados delicados.

La cosmética natural mejora la piel.
En efecto, los productos naturales mejoran, no solo el aspecto externo, sino la salud de nuestra dermis. Los ingredientes naturales activan la capacidad de nuestra piel para regenerarse, con lo que se retrasa el envejecimiento prematuro gracias a las vitaminas antioxidantes y ácidos grasos. El resultado es una piel revitalizada, nutrida y con menos imperfecciones.

En el caso del aceite de oliva, conviene recordar que se trata de un potente aceite hidratante, no solo para la piel, sino también para el cabello. Los productos de ISUL, cuyo principal ingrediente es el aceite de oliva virgen extra ecológico, son ricos en ácidos grasos insaturados y minerales básicos que favorecen la regeneración celular. Todo ello, contribuye a que tanto tu piel como tu cabello recuperen la belleza y vitalidad que deberían tener.

La mayor parte de productos cosméticos convencionales cuentan con un importante porcentaje de siliconas, que actúan creando una barrera en la capa externa de la piel.

Esta capa embellece el exterior, deja la piel momentáneamente suave y con buen aspecto, no obstante se trata de algo puramente estético. Y es que, precisamente, esta misma capa actúa como escudo infranqueable, por lo que los nutrientes nunca consiguen llegar a las capas profundas de nuestra dermis. No se nos debe olvidar que los milagros solo ocurren en la Biblia y que el camino hacia una piel y un cabello resplandeciente pasa también por nuestras manos, con una buena rutina con cosméticos naturales y una adecuada alimentación.

Aprovechémonos de la Dieta Mediterránea y del maravilloso aceite de oliva virgen extra, del que nos podemos beneficiar gracias a la gama de productos ISUL para cuerpo, cabello y rostro.

COSMÉTICA NATURAL CASERA: VOLVER A LO DE ANTES

Año 36 antes de Cristo. Los rayos de sol reflejan la luz cegadora sobre las dunas del
desierto mientras tú caminas por los pasillos de tu gran palacio casi desnuda –el calor del desierto es lo que tiene-. De repente, te topas con uno de los cincuenta espejos que tienes por casa: “¡Oh! ¿Qué hace esto por aquí?”, te preguntas mientras observas lo bien que te queda esa peluca negra azabache de cortes rectos. Sigue cayendo el sol mientras tu esclava te recuerda que ya es la hora del baño. Una imponente bañera con leche de burra recién ordeñada aguarda por ti, y luego a untarse el cuerpo en aceite de oliva. Y es que no hay nada como la leche de burra –en esta época, y que yo sepa- y el aceite de oliva para la mantener la piel suave. “Parabenos a mí…”, pronuncias con sorna mientras hundes el esbelto cuerpo que Ra te ha dado en la bañera, un lugar ideal en el que poder reflexionar. “Toma nota, Ptolomea, cuando yo me muera a la pirámide os venís tú, el olivo y la burra”.

COSMÉTICA NATURAL EN LA ACTUALIDAD

Regreso a 2015. Lo de la cosmética natural no es una cosa de ahora. A lo largo de la historia, la cosmética natural casera, se utilizaba para el cuidado y mejora de la piel.

Desde entonces, se han creado cosméticos más o menos naturales, dependiendo de las épocas y de sus avances. Ya unos 2.050 años atrás, la sociedad egipcia se caracterizaba por darle una importancia suprema al culto al cuerpo. Y para ello hacían acopio de todo tipo de sustancias que emanaban de la naturaleza, como el aceite de oliva o la leche de burra, remedios que formaban parte de una cosmética natural casera. De hecho, no era extraño encontrar entre los hallazgos arqueológicos envases en los que se guardaban ungüentos.

Con el paso de los siglos, desafortunadamente, la cosmética natural casera fue dejando paso a los cosméticos elaborados con productos sintéticos. Siliconas, parabenos, alcoholes y otras sustancias de laboratorio que en nada mejoran a la calidad de los cosméticos naturalesCOSMÉTICA NATURAL CASERA

El aceite de oliva, en concreto, se ha usado desde tiempos inmemoriales en la medicina y en la cosmética por su alto poder nutritivo y cicatrizante, además –aquí viene el truco de hoy- es genial para desmaquillar los párpados. ¡No hay máscara waterproof que se le resista! En ISUL elaboramos nuestra línea de cosmética a base de aceite de oliva virgen extra ecológico. Un aceite cuyo proceso es 100% ecológico y artesanal.

La carta de presentación de ISUL la conforman las siguientes apuestas: Champú, Gel de baño, Leche corporal, Gel exfoliante corporal, Jabón de tocador, Crema de manos y Crema facial hidronutritiva. En definitiva, toda una gama de cosméticos creados para favorecer la elasticidad y la firmeza manteniendo la humedad natural de la piel de rostro, manos y cuerpo.

Ay, si Cleopatra hubiera conocido ISUL

comprar cosmética natural¿Por qué comprar cosmética natural?: Beneficios para la salud

Comprar cosmética natural se ha convertido en un ritual en los últimos tiempos. Cualquier observador, más o menos avezado, que pasee entre las estanterías de los supermercados habrá podido percatarse de que cada vez son más los productos cuyas etiquetas indican, con pocas sutilezas, que estamos ante un cosmético 0%. El Santo Grial del cuidado personal. Cero por ciento ingredientes nocivos, químicos, parabenos o siliconas.

La apuesta por comprar cosmética natural en detrimento de los productos cuyos ingredientes principales son compuestos químicos y artificiales, es ya una realidad por parte de firmas y consumidores. Y es entonces cuando nos preguntamos:

¿Por qué comprar cosmética natural? ¿Es mejor la cosmética natural?

A continuación, describiremos una serie de claves que nos ayudarán a comprender cuáles son algunos de los beneficios de los productos naturales y del porqué debemos comprar cosmética natural.

¿Parabenos a mí? ¡Ni loco/a!

Desde hace unos años existe un debate abierto sobre el uso de productos que contengan unos conservantes llamados “parabenos”. Según estudios científicos, se había detectado que los tumores de algunas pacientes que sufrían cáncer de mama tenían un índice importante de parabenos, lo que se achacaba a la absorción de estos compuestos a través de la piel de senos y axilas. Otros estudios aseguran que no, que los parabenos no son los malos de la película porque la propia piel ya es una barrera protectora suficiente.

Y mientras que unos y otros discuten sobre esto, puesto que sigue sin haber estudios científicos concluyentes, cada vez hay más firmas –nuevas e históricas- que eliminan estos ingredientes de sus productos. Ante la duda...

Ingerimos demasiados químicos

A diario, consumimos una gran cantidad de componentes químicos a través, no solo de la cosmética, sino también de la comida, la bebida o la ropa. Hay tanto parabeno en el mundo que probablemente ya hayamos encontrado la respuesta a la pregunta de “¿a qué huelen las nubes?”. Sí, a parabenos.

Los desodorantes, las cremas, los geles de baño, los labiales, los esmaltes de uñas y hasta la comida o los detergentes que usamos para hacer la colada están repletos de ingredientes químicos que pueden resultar nocivos.

La cosmética natural funciona, y por eso nuestra recomendación es comprar cosmética natural. No son pocas las voces que ponen en duda que un producto natural funcione igual de bien que los cosméticos con aditivos, siliconas y otras sustancias artificiales. Un buen cosmético natural funcionará, no solo igual, sino mejor que los que sí llevan sustancias prefabricadas.

Un claro ejemplo es el de las pieles sensibles y atópicas, intolerantes a los alcoholes que copan las listas de los ingredientes de productos, paradójicamente, especialmente elaborados para el cuidado de las pieles sensibles. En estos casos comprar cosmética natural es totalmente recomendable.

La cosmética natural no es cara. Aunque sí que es cierto que hace unos años la cosmética natural tenía precios algo más elevados, en la actualidad es tan solo un mito. Y en ISUL predicamos con el ejemplo. ¡Nos gustan los bolsillos felices!, por lo que nuestra recomendación es comprar cosmética natural ISUL.

El consumo de productos naturales favorece al medio ambiente. ¡Es cierto! La cosmética natural, en su mayoría, es EcoFriendly. En otras palabras: amiga del medio ambiente. Por ejemplo, a través de la elaboración de envases reciclables. Y ya es hora de que hagamos algo por el mundo, que nos tiene que durar siempre, ¿no?

Los productos naturales no son testados en animales

Esta práctica, más habitual de lo que desearíamos, fue prohibida en 2013 tras las quejas de los consumidores al ver el estado en el que se encontraban animales en laboratorios que producían para prestigiosas firmas. Los productos naturales secaracterizan por ser Cruelty Free (otra etiqueta conocida para los observadores avezados) y no permiten ni han permitido nunca el uso de animales para poner a prueba sus productos.

Desde ISUL os animamos a probar, si es que aún no lo habéis hecho, todo tipo de cosméticos elaborados de manera natural, sin ingredientes tóxicos, sin siliconas, sin parabenos, en beneficio de nuestra salud y la del ecosistema que nos rodea. Entre otras cosas, porque no nos gusta que las nubes huelan a parabenos.