¿Qué es la cosmética natural?: Beneficios para la salud.

Que la apuesta por la cosmética naturalcosmética natural es cada vez mayor es ya una realidad. Todos conocemos nuevas marcas, nuevos productos, usos y propiedades de este tipo de cosméticos. Este éxito solo puede explicarse con los múltiples beneficios que aportan su uso y consumo. Estamos ante una nueva forma de vida. Pero, realmente sabemos:

¿ qué es la cosmética natural?

La cosmética natural es aquella que está elaborada con ingredientes procedentes de vegetales u otros extractos de la naturaleza. Los cosméticos naturales no contienen derivados del petróleo, ni conservantes (parabenos), ni parafinas, ni siliconas, como tampoco perfumes sintéticos.

Y ahora nos preguntamos: ¿cuáles son los beneficios para la salud de la cosmética natural?

Los productos naturales son menos agresivos con la piel. Al contener ingredientes que se extraen de la propia naturaleza, los cosméticos naturales contienen unas estructuras similares a las de nuestra piel. Así, se convierte éste en el mayor punto a favor de la cosmética natural, que contiene sustancias afines a la composición bioquímica de nuestro manto lípido.

Los productos naturales no provocan alergias.
Al estar elaborados con sustancias vegetales que están en consonancia con la estructura lipídica de los humanos, es muy difícil que se provoque cualquier tipo de reacción nociva, algo que es bastante común en productos que contienen ingredientes sintéticos. Al ser delicados con la piel, la cosmética natural es la más recomendable para pieles sensibles y atópicas, que necesitan de cuidados delicados.

La cosmética natural mejora la piel.
En efecto, los productos naturales mejoran, no solo el aspecto externo, sino la salud de nuestra dermis. Los ingredientes naturales activan la capacidad de nuestra piel para regenerarse, con lo que se retrasa el envejecimiento prematuro gracias a las vitaminas antioxidantes y ácidos grasos. El resultado es una piel revitalizada, nutrida y con menos imperfecciones.

En el caso del aceite de oliva, conviene recordar que se trata de un potente aceite hidratante, no solo para la piel, sino también para el cabello. Los productos de ISUL, cuyo principal ingrediente es el aceite de oliva virgen extra ecológico, son ricos en ácidos grasos insaturados y minerales básicos que favorecen la regeneración celular. Todo ello, contribuye a que tanto tu piel como tu cabello recuperen la belleza y vitalidad que deberían tener.

La mayor parte de productos cosméticos convencionales cuentan con un importante porcentaje de siliconas, que actúan creando una barrera en la capa externa de la piel.

Esta capa embellece el exterior, deja la piel momentáneamente suave y con buen aspecto, no obstante se trata de algo puramente estético. Y es que, precisamente, esta misma capa actúa como escudo infranqueable, por lo que los nutrientes nunca consiguen llegar a las capas profundas de nuestra dermis. No se nos debe olvidar que los milagros solo ocurren en la Biblia y que el camino hacia una piel y un cabello resplandeciente pasa también por nuestras manos, con una buena rutina con cosméticos naturales y una adecuada alimentación.

Aprovechémonos de la Dieta Mediterránea y del maravilloso aceite de oliva virgen extra, del que nos podemos beneficiar gracias a la gama de productos ISUL para cuerpo, cabello y rostro.

COSMÉTICA NATURAL CASERA: VOLVER A LO DE ANTES

Año 36 antes de Cristo. Los rayos de sol reflejan la luz cegadora sobre las dunas del
desierto mientras tú caminas por los pasillos de tu gran palacio casi desnuda –el calor del desierto es lo que tiene-. De repente, te topas con uno de los cincuenta espejos que tienes por casa: “¡Oh! ¿Qué hace esto por aquí?”, te preguntas mientras observas lo bien que te queda esa peluca negra azabache de cortes rectos. Sigue cayendo el sol mientras tu esclava te recuerda que ya es la hora del baño. Una imponente bañera con leche de burra recién ordeñada aguarda por ti, y luego a untarse el cuerpo en aceite de oliva. Y es que no hay nada como la leche de burra –en esta época, y que yo sepa- y el aceite de oliva para la mantener la piel suave. “Parabenos a mí…”, pronuncias con sorna mientras hundes el esbelto cuerpo que Ra te ha dado en la bañera, un lugar ideal en el que poder reflexionar. “Toma nota, Ptolomea, cuando yo me muera a la pirámide os venís tú, el olivo y la burra”.

COSMÉTICA NATURAL EN LA ACTUALIDAD

Regreso a 2015. Lo de la cosmética natural no es una cosa de ahora. A lo largo de la historia, la cosmética natural casera, se utilizaba para el cuidado y mejora de la piel.

Desde entonces, se han creado cosméticos más o menos naturales, dependiendo de las épocas y de sus avances. Ya unos 2.050 años atrás, la sociedad egipcia se caracterizaba por darle una importancia suprema al culto al cuerpo. Y para ello hacían acopio de todo tipo de sustancias que emanaban de la naturaleza, como el aceite de oliva o la leche de burra, remedios que formaban parte de una cosmética natural casera. De hecho, no era extraño encontrar entre los hallazgos arqueológicos envases en los que se guardaban ungüentos.

Con el paso de los siglos, desafortunadamente, la cosmética natural casera fue dejando paso a los cosméticos elaborados con productos sintéticos. Siliconas, parabenos, alcoholes y otras sustancias de laboratorio que en nada mejoran a la calidad de los cosméticos naturalesCOSMÉTICA NATURAL CASERA

El aceite de oliva, en concreto, se ha usado desde tiempos inmemoriales en la medicina y en la cosmética por su alto poder nutritivo y cicatrizante, además –aquí viene el truco de hoy- es genial para desmaquillar los párpados. ¡No hay máscara waterproof que se le resista! En ISUL elaboramos nuestra línea de cosmética a base de aceite de oliva virgen extra ecológico. Un aceite cuyo proceso es 100% ecológico y artesanal.

La carta de presentación de ISUL la conforman las siguientes apuestas: Champú, Gel de baño, Leche corporal, Gel exfoliante corporal, Jabón de tocador, Crema de manos y Crema facial hidronutritiva. En definitiva, toda una gama de cosméticos creados para favorecer la elasticidad y la firmeza manteniendo la humedad natural de la piel de rostro, manos y cuerpo.

Ay, si Cleopatra hubiera conocido ISUL

comprar cosmética natural¿Por qué comprar cosmética natural?: Beneficios para la salud

Comprar cosmética natural se ha convertido en un ritual en los últimos tiempos. Cualquier observador, más o menos avezado, que pasee entre las estanterías de los supermercados habrá podido percatarse de que cada vez son más los productos cuyas etiquetas indican, con pocas sutilezas, que estamos ante un cosmético 0%. El Santo Grial del cuidado personal. Cero por ciento ingredientes nocivos, químicos, parabenos o siliconas.

La apuesta por comprar cosmética natural en detrimento de los productos cuyos ingredientes principales son compuestos químicos y artificiales, es ya una realidad por parte de firmas y consumidores. Y es entonces cuando nos preguntamos:

¿Por qué comprar cosmética natural? ¿Es mejor la cosmética natural?

A continuación, describiremos una serie de claves que nos ayudarán a comprender cuáles son algunos de los beneficios de los productos naturales y del porqué debemos comprar cosmética natural.

¿Parabenos a mí? ¡Ni loco/a!

Desde hace unos años existe un debate abierto sobre el uso de productos que contengan unos conservantes llamados “parabenos”. Según estudios científicos, se había detectado que los tumores de algunas pacientes que sufrían cáncer de mama tenían un índice importante de parabenos, lo que se achacaba a la absorción de estos compuestos a través de la piel de senos y axilas. Otros estudios aseguran que no, que los parabenos no son los malos de la película porque la propia piel ya es una barrera protectora suficiente.

Y mientras que unos y otros discuten sobre esto, puesto que sigue sin haber estudios científicos concluyentes, cada vez hay más firmas –nuevas e históricas- que eliminan estos ingredientes de sus productos. Ante la duda...

Ingerimos demasiados químicos

A diario, consumimos una gran cantidad de componentes químicos a través, no solo de la cosmética, sino también de la comida, la bebida o la ropa. Hay tanto parabeno en el mundo que probablemente ya hayamos encontrado la respuesta a la pregunta de “¿a qué huelen las nubes?”. Sí, a parabenos.

Los desodorantes, las cremas, los geles de baño, los labiales, los esmaltes de uñas y hasta la comida o los detergentes que usamos para hacer la colada están repletos de ingredientes químicos que pueden resultar nocivos.

La cosmética natural funciona, y por eso nuestra recomendación es comprar cosmética natural. No son pocas las voces que ponen en duda que un producto natural funcione igual de bien que los cosméticos con aditivos, siliconas y otras sustancias artificiales. Un buen cosmético natural funcionará, no solo igual, sino mejor que los que sí llevan sustancias prefabricadas.

Un claro ejemplo es el de las pieles sensibles y atópicas, intolerantes a los alcoholes que copan las listas de los ingredientes de productos, paradójicamente, especialmente elaborados para el cuidado de las pieles sensibles. En estos casos comprar cosmética natural es totalmente recomendable.

La cosmética natural no es cara. Aunque sí que es cierto que hace unos años la cosmética natural tenía precios algo más elevados, en la actualidad es tan solo un mito. Y en ISUL predicamos con el ejemplo. ¡Nos gustan los bolsillos felices!, por lo que nuestra recomendación es comprar cosmética natural ISUL.

El consumo de productos naturales favorece al medio ambiente. ¡Es cierto! La cosmética natural, en su mayoría, es EcoFriendly. En otras palabras: amiga del medio ambiente. Por ejemplo, a través de la elaboración de envases reciclables. Y ya es hora de que hagamos algo por el mundo, que nos tiene que durar siempre, ¿no?

Los productos naturales no son testados en animales

Esta práctica, más habitual de lo que desearíamos, fue prohibida en 2013 tras las quejas de los consumidores al ver el estado en el que se encontraban animales en laboratorios que producían para prestigiosas firmas. Los productos naturales secaracterizan por ser Cruelty Free (otra etiqueta conocida para los observadores avezados) y no permiten ni han permitido nunca el uso de animales para poner a prueba sus productos.

Desde ISUL os animamos a probar, si es que aún no lo habéis hecho, todo tipo de cosméticos elaborados de manera natural, sin ingredientes tóxicos, sin siliconas, sin parabenos, en beneficio de nuestra salud y la del ecosistema que nos rodea. Entre otras cosas, porque no nos gusta que las nubes huelan a parabenos.