comprar cosmética natural¿Por qué comprar cosmética natural?: Beneficios para la salud

Comprar cosmética natural se ha convertido en un ritual en los últimos tiempos. Cualquier observador, más o menos avezado, que pasee entre las estanterías de los supermercados habrá podido percatarse de que cada vez son más los productos cuyas etiquetas indican, con pocas sutilezas, que estamos ante un cosmético 0%. El Santo Grial del cuidado personal. Cero por ciento ingredientes nocivos, químicos, parabenos o siliconas.

La apuesta por comprar cosmética natural en detrimento de los productos cuyos ingredientes principales son compuestos químicos y artificiales, es ya una realidad por parte de firmas y consumidores. Y es entonces cuando nos preguntamos:

¿Por qué comprar cosmética natural? ¿Es mejor la cosmética natural?

A continuación, describiremos una serie de claves que nos ayudarán a comprender cuáles son algunos de los beneficios de los productos naturales y del porqué debemos comprar cosmética natural.

¿Parabenos a mí? ¡Ni loco/a!

Desde hace unos años existe un debate abierto sobre el uso de productos que contengan unos conservantes llamados “parabenos”. Según estudios científicos, se había detectado que los tumores de algunas pacientes que sufrían cáncer de mama tenían un índice importante de parabenos, lo que se achacaba a la absorción de estos compuestos a través de la piel de senos y axilas. Otros estudios aseguran que no, que los parabenos no son los malos de la película porque la propia piel ya es una barrera protectora suficiente.

Y mientras que unos y otros discuten sobre esto, puesto que sigue sin haber estudios científicos concluyentes, cada vez hay más firmas –nuevas e históricas- que eliminan estos ingredientes de sus productos. Ante la duda...

Ingerimos demasiados químicos

A diario, consumimos una gran cantidad de componentes químicos a través, no solo de la cosmética, sino también de la comida, la bebida o la ropa. Hay tanto parabeno en el mundo que probablemente ya hayamos encontrado la respuesta a la pregunta de “¿a qué huelen las nubes?”. Sí, a parabenos.

Los desodorantes, las cremas, los geles de baño, los labiales, los esmaltes de uñas y hasta la comida o los detergentes que usamos para hacer la colada están repletos de ingredientes químicos que pueden resultar nocivos.

La cosmética natural funciona, y por eso nuestra recomendación es comprar cosmética natural. No son pocas las voces que ponen en duda que un producto natural funcione igual de bien que los cosméticos con aditivos, siliconas y otras sustancias artificiales. Un buen cosmético natural funcionará, no solo igual, sino mejor que los que sí llevan sustancias prefabricadas.

Un claro ejemplo es el de las pieles sensibles y atópicas, intolerantes a los alcoholes que copan las listas de los ingredientes de productos, paradójicamente, especialmente elaborados para el cuidado de las pieles sensibles. En estos casos comprar cosmética natural es totalmente recomendable.

La cosmética natural no es cara. Aunque sí que es cierto que hace unos años la cosmética natural tenía precios algo más elevados, en la actualidad es tan solo un mito. Y en ISUL predicamos con el ejemplo. ¡Nos gustan los bolsillos felices!, por lo que nuestra recomendación es comprar cosmética natural ISUL.

El consumo de productos naturales favorece al medio ambiente. ¡Es cierto! La cosmética natural, en su mayoría, es EcoFriendly. En otras palabras: amiga del medio ambiente. Por ejemplo, a través de la elaboración de envases reciclables. Y ya es hora de que hagamos algo por el mundo, que nos tiene que durar siempre, ¿no?

Los productos naturales no son testados en animales

Esta práctica, más habitual de lo que desearíamos, fue prohibida en 2013 tras las quejas de los consumidores al ver el estado en el que se encontraban animales en laboratorios que producían para prestigiosas firmas. Los productos naturales secaracterizan por ser Cruelty Free (otra etiqueta conocida para los observadores avezados) y no permiten ni han permitido nunca el uso de animales para poner a prueba sus productos.

Desde ISUL os animamos a probar, si es que aún no lo habéis hecho, todo tipo de cosméticos elaborados de manera natural, sin ingredientes tóxicos, sin siliconas, sin parabenos, en beneficio de nuestra salud y la del ecosistema que nos rodea. Entre otras cosas, porque no nos gusta que las nubes huelan a parabenos.